Puesta de sol en Conil

Las mejores puesta de sol en Conil

Feduchy Playa nos ofrece la mejor puesta de sol en Conil

Pocas emociones, casi ninguna, son equiparables a la de dejarse hipnotizar por esos atardeceres que se dibujan de intensos y variados tonos anaranjados en un horizonte infinito de mar. Escenarios de los que sabe, y mucho, Conil de la Frontera, localidad marinera de la provincia de Cádiz cuya hermosa franja litoral se cita cada tarde, los 365 días del año, con atardeceres de esos que nos reconcilian con el mundo y nos inyectan grandes y muy necesarias dosis de paz y ánimo.

Y es que, desde El Palmar hasta las calas de Roche, los atardeceres de Conil de la Frontera conquistan a quienes, muy en especial en verano, los contemplan; si bien existe un rincón en el que la magia de estos se acentúa más si cabe, brindándonos una experiencia plena.

Puesta de sol en Conil

Ese lugar no es otro que Feduchy Playa, establecimiento anclado a uno de los puntos más privilegiados de la costa conileña, la playa de La Fontanilla, junto al punto de partida de ese espectacular perfil de acantilados que tanto identifica a Conil.

Atardeceres que, envueltos por el ruido de las olas y esos intensos aromas a salitre, tienen la singularidad de proyectarse en un horizonte único, del que forman parte el puerto pesquero y el Faro de Trafalgar, cuya luz, poco a poco, va tomando el relevo de los rayos del sol.

Playa de la Fontanilla

De esta experiencia sabe, y mucho, esa legión de ‘buscadores de momentos únicos’ que ha convertido a Feduchy Playa en la gran atalaya de los atardeceres de Conil de la Frontera; el lugar perfecto para despedir el día y celebrar la noche disfrutando de una exquisita cena o compartiendo una copa.

Tanto es así que Feduchy Playa ha hecho de los atardeceres una de sus señas de identidad, ese perfecto telón de fondo desde el que abre las puertas a una propuesta gastronómica muy marcada por los sabores de ese océano tan cercano y, a su vez, expuesta a la sorpresa y a sabores que, aunque distantes en origen, su cocina conjuga de forma excepcional.

Pocos , muy pocos momentos se antojan más placenteros que contemplar como el sol se esconde tras esa fina línea de mar mientras saboreamos una copa, un café o uno de esos cócteles creativos y estimulantes que son marca de esta casa a pie de mar.

Compartir artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn